Ayudando a los necesitados con la Cruz Roja Americana

Erin Richards-KunkelDirectora, Asociaciones Estratégicas y Responsabilidad Social Corporativa

En tanto que ha podido, Jarrett Tomás Barrios ha sido un defensor de quienes no pueden expresar una opinión. Su historia ha sido un constante compromiso. Con sus muchas funciones tanto en el sector público como en el privado, ha participado en política, actividades de apoyo, asistencia médica y labores humanitarias; ha sido un campeón para las comunidades marginadas y socialmente vulnerables.

Ahora, al frente de la Cruz Roja Norteamericana Región Los Angeles, Jarrett sigue guiando a su equipo para que continúe su muy arraigado legado de ayuda para los necesitados.

Jarrett está acostumbrado a ser el mejor y casi pensaríamos que siempre estará superando los límites, explorando no solo lo que es posible, sino que sigue ampliando qué tanto puede ayudar a quienes nos rodean. Nacido en una familia cubana que vive en Florida, Jarrett fue uno de los primeros de su familia en ir a la universidad. Asistió nada menos que a Harvard, lo cual fue una experiencia que cambió su vida y que puso las cosas en perspectiva para él. Ese desigual campo le hizo decidir cuál sería su objetivo: generar las oportunidades de vida para quienes inician con poca suerte pero están decididos a alcanzar sus metas.

“El reto es que hay muchas razones por las que las personas se ven refrenadas o que no son tan iguales. Algunas son las cosas de las que hoy en día oímos mucho en las noticias: clase, raza y religión. Mucho de esto se debe a las habilidades y a las oportunidades educativas que se ofrecen a la gente o que no se ofrecen para que puedan avanzar”, dijo Jarrett. “Creo que eso es lo que me ha llevado a la política y ese deseo de muchas maneras es lo que hoy aún me motiva para desempeñar mi trabajo en la Cruz Roja. En realidad ha sido el deseo de ayudar a la gente que podría estar en ese momento o en esa etapa de su vida en la que no necesariamente tuvieron la misma oportunidad”.

Un objetivo que lo llevó a la Cruz Roja Norteamericana

Profesionalmente, el legado de Jarrett al brindar apoyo a otros está lleno de importantes marcas distintivas. Fue el primer hombre abiertamente gay electo para el Senado del Estado de Massachusetts y que sostuvo debates sobre igualdad y derechos humanos, arrojó luz a las necesidades de la comunidad LGBTQ+, apoyando el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Su labor de apoyo y política pública lo han llevado a dirigir la alianza GLAAD en Nueva York y en destacadas compañías de asistencia médica.

 

También fue presidente del Comité de Seguridad Pública. Su primer acto en la legislatura ayudó a la Cruz Roja al hacer más fácil que los voluntarios participaran en desastres. Debido a una propuesta de ley que Jarrett defendió, Massachusetts se convirtió en el primer estado del país en donde los empleados estatales que fueran socorristas de la Cruz Roja en desastres podrían ser voluntarios al acudir a un desastre con permiso de su trabajo.

Esta intersección entre el apoyo, la política pública y la asistencia médica lo llevó a una de las más antiguas y sólidas organizaciones humanitarias: la Cruz Roja Norteamericana.

“Tal vez el destino quería que yo estuviera en la Cruz Roja”, Jarrett dijo bromeando.

Ocho años más tarde, ahora en Los Angeles, aún participa con la Cruz Roja en su quinto año como Director Ejecutivo de la Cruz Roja Norteamericana Región Los Angeles, en la segunda más grande región de la organización en Estados Unidos.

No obstante, aun como Director Ejecutivo, Jarrett es el primero en saber que formar parte de la Cruz Roja significa hacer lo que sea necesario para ayudar a quienes lo necesiten y, a menudo, al poner a los demás antes que a sí mismo. Este altruismo es un distintivo de quienes son parte de la Cruz Roja y Jarrett no es una excepción. Jarrett estuvo ahí durante las bombas del Maratón de Boston y durante las consecuencias; de inmediato puso manos a la obra para movilizar el apoyo para las víctimas, a pesar de que no sabía cuál era la situación de su propio hijo que competía en el maratón.

Esa pasión por poner primero a los demás antes que a sí mismo es parte de lo que hace que el legado de la Cruz Roja sea tan importante para la estructura de nuestra comunidad, algo que compartimos en nuestra comunidad Herbalife Nutrition.

Colaborador de la Cruz Roja: Más que un voluntario

Más del 90 por ciento de los que colaboran en la Cruz Roja son voluntarios. Esto permite que la Cruz Roja reduzca sus gastos operativos al conservar casi todo el financiamiento directamente para apoyar sus programas fundamentales. Estos invaluables miembros de su equipo, conocidos como los “Colaboradores de la Cruz Roja” que llevan vistosos chalecos adornados con el icónico logo con la cruz roja, son un elemento distintivo de la organización. Como respuesta, los colaboradores de la Cruz Roja tratan su labor casi con veneración. Para muchos necesitados, ver a los colaboradores de la Cruz Roja no solo significa seguridad y protección, sino esperanza.

“Universalmente es el caso de que los colaboradores de la Cruz Roja son el tipo de persona que arreglan las cosas, que mejoran las cosas, que se preocupan por los demás”, dijo Jarrett. “Es algo increíblemente emotivo de ver y tan gratificante para quien comprende el valor de retribuirle a la comunidad”.

Los colaboradores de la Cruz Roja son increíblemente dedicados, pasan por una minuciosa capacitación y están disponibles para ser asignados en cualquier momento para ayudar en caso de desastres, a menudo durante períodos de dos semanas o más, durmiendo en catres y trabajando las 24 horas. Aun en estas difíciles situaciones, muchos tienen que ser enviados a casa a recuperarse; muchos permanecen más días para ayudar a otras familias.

Más allá de la ayuda en caso de desastres y de la donación de sangre

Cuando se trata de la Cruz Roja, la mayoría de la gente piensa en ayuda en caso de desastres o en donación de sangre y servicios de asistencia médica.  Sin embargo, esto es solo una parte de la labor que desempeña la Cruz Roja.

“Hay una variedad de cosas que hace la Cruz Roja”, mencionó Jarrett. “La mayoría de la gente piensa en donación de sangre y

en ayuda en caso de desastres, pero su dinero que va para apoyar a la Cruz Roja contribuye a todos nuestros importantes programas con los que podemos ayudar a la gente en los momentos difíciles y crear un Estados Unidos más fuerte”.

Entre los programas menos conocidos de la Cruz Roja está su amplia labor internacional, tanto en ayuda en caso de desastres, como en la prevención, preparación e iniciativas de salud pública a gran escala entre las que están los programas de vacunación, campañas de creación de mapas para áreas donde no hay GPS, así como el apoyo a los militares y veteranos activos de los Estados Unidos.

Además, la Cruz Roja desempeña un papel fundamental en las actividades de capacitación y preparación en todo Estados Unidos, a menudo para las comunidades socialmente más vulnerables, quienes son las que sufren más en tiempos de crisis.

“Somos de los más grandes proveedores de capacitación [en los Estados Unidos]”, dijo Jarrett. “Cada año enseñamos RCP y primeros auxilios a cientos de miles de personas, enseñamos a nadar a decenas de miles de niños y entrenamos a miles de jóvenes al año para que se conviertan en salvavidas”.

Otro gran esfuerzo de prevención es Sonido de Alarma, una serie de eventos de instalación de detectores de humo para ayudar a reducir la cantidad de muertes y lesiones debido a incendios en el hogar. Esta iniciativa ha tenido un enorme éxito al llegar a miles de personas gracias al trabajo comunitario de puerta en puerta en el que los voluntarios instalan detectores de humo gratis en las casas, además de ofrecer orientación personalizada respecto a la prevención contra incendios que contribuye a salvar vidas.

Asociación con Herbalife Nutrition: Atender la nutrición en el ámbito

Aun así, la Cruz Roja no puede hacer sola toda esta labor. Depende de sus asociados para poder ofrecer apoyo.

Los asociados ayudan en situaciones fundamentales, como apoyo en caso de desastres, donación de sangre y el voluntariado para apoyar los programas en curso.

“Nuestros asociados desempeñan un papel crucial para motivar a que la gente done sangre. Este apoyo para la donación de sangre es fundamental. Solo el 3 por ciento de la población de Estados Unidos que puede donar sangre lo hacen; y aun así, existe una constante necesidad de contar con donadores. La sangre no puede fabricarse ni crearse de manera sintética; solo puede venir de donadores”, agregó Jarrett. “Retribuir al donar sangre es una de las maneras más importantes e impactantes de apoyar a la Cruz Roja y su misión”.

Las asociaciones son esenciales para mantener sus operaciones. Desde el 2006, Herbalife Nutrition ha apoyado orgullosamente a la Cruz Roja al recaudar fondos para obtener ayuda global en caso de desastres, al aumentar la conciencia y organizar campañas para la donación de sangre para empleados y distribuidores independientes. La Compañía también da donaciones en especie: barras proteicas a 120 centros de donación de sangre en todo Estados Unidos.

“La Cruz Roja cuenta con Herbalife Nutrition igual que nosotros con nuestros muchos asociados en momentos de desastres, así como apoyamos la necesidad de donación de sangre. La donación en especie de las barras Herbalife Nutrition Protein Deluxe ha ayudado a la gente en caso de desastres y quienes han donado sangre de verdad han ayudado con nuestra misión”, dijo Jarrett.

Herbalife Nutrition y la Cruz Roja comparten el mismo espíritu de marcar una diferencia en la vida de las personas. Y también comparten su muy personal enfoque comunitario. Ambas organizaciones trabajan con personas de toda condición social. De diferentes edades, sexos, colores, razas, orígenes, idiomas; y lo que importa es lograr una conexión humana para poder ayudar a los demás.

“Es la conexión extra con los necesitados lo que de verdad marca la diferencia”.

Colaborar con la Cruz Roja

¿Quieres participar? Existen varias maneras de ayudar a los necesitados al colaborar con la Cruz Roja Norteamericana. He aquí algunas formas de retribuir:

Ofrécete como voluntario

Ingresa a redcross.org, pulsa el botón “Quiero convertirme en voluntario” y podrás inscribirte. Las primeras sesiones para capacitarte son en línea; después, irás a la Cruz Roja local y podrás convertirte en voluntario para casos de desastre.

Comparte con los demás

Descarga la aplicación gratis de la Cruz Roja para móvil de la tienda Apple App o en Google Play para que tengas acceso a las herramientas y la información de preparación que necesitarás día con día. Las aplicaciones de la Cruz Roja incluyen una aplicación de primeros auxilios, una aplicación de primeros auxilios para mascotas y una aplicación para desastres que da información experta cuando y donde más la necesites.

Dona sangre

Cada dos segundos alguien en los Estados Unidos necesita sangre. Los donadores de sangre y de plaquetas pueden ahorrar tiempo en su próxima donación al usar RapidPass® para llenar la lectura antes de la donación y el cuestionario en línea de historial de salud, el día de la donación, antes de llegar a la campaña de donación de sangre. Para empezar, sigue las instrucciones en RedCrossBlood.org/RapidPass o usa la Aplicación para donación de sangre.

Entérate aquí de los requisitos para donar sangre.

Haz una donación de dinero

¿Sabías que puedes hacer una donación en línea, por correo, por mensaje de texto o por teléfono? Entérate aquí cómo hacer una donación de dinero.

Más información en redcross.org