Alimentos que nutren la piel y el cabello: hablemos de nutrición externa - Yo Soy Herbalife Nutrition

La nutrición se trata de proporcionar al cuerpo los alimentos y nutrientes correctos. Sin embargo, algunas personas tienden a olvidar que la piel y el cabello también necesitan nutrirse y que juegan un papel muy importante en nuestra salud y bienestar general.

La piel es el órgano más grande del cuerpo, y la principal barrera contra los agentes patógenos del ambiente. Nuestra piel también ayuda a prevenir la pérdida de líquido del interior del cuerpo, por lo que debemos mantenerla saludable y protegerla de la luz ultravioleta. Del mismo modo, nuestro cabello nos proporciona aislamiento térmico, enfriamiento y nos protege de la radiación ultravioleta.

¿Qué es la nutrición externa y por qué es importante?

Como parte de mis actividades, tengo el honor de dar capacitación y asesorar a Distribuidores Independientes de todo el mundo acerca del enfoque holístico de la compañía en materia de salud y bienestar. Les enseñamos a nuestra comunidad la importancia de nutrir el cuerpo por dentro y por fuera.

Lo que llamamos “nutrición externa” consiste únicamente en conseguir y mantener una piel y un cabello sanos. Así como el corazón, el cerebro y los músculos necesitan una correcta nutrición para la salud a largo plazo, la piel y el cabello necesitan la nutrición adecuada para poder desempeñar correctamente sus funciones de protección, termorregulación, percepción sensorial, secreción y excreción.

Esto no es una novedad, la nutrición interna y externa están estrechamente relacionadas.

Lo que comes afecta la salud de la piel y del cabello

El estado de la piel y del cabello se ve afectado por tu dieta, tu edad y las condiciones ambientales. Hay algunos de estos factores que no puedes controlar, como el envejecimiento o el clima, pero puedes cuidar lo que comes para favorecer la piel y el cabello.

Existen diversos nutrientes como la proteína, los antioxidantes, las vitaminas y el colágeno que pueden mejorar la salud de la piel y del cabello. ¡Las personas con una piel y un cabello hermosos suelen tener hábitos saludables a diario!

Estos son los alimentos y nutrientes que recomiendo para tener una piel y un cabello saludables y radiantes:

Consume alimentos ricos en proteína para reparar tus células

Cada célula requiere proteína para mantenerse viva. La proteína también es el material principal usado para “reemplazar” las células muertas o desgastadas. Tus músculos, el cabello, las uñas, la piel y los ojos están hechos de proteína. Una dieta baja en proteína puede con el tiempo, causar la pérdida de tono de la piel, el adelgazamiento del cabello, y la aparición de arrugas mucho más marcadas de lo que sería razonable por la edad.

Incluir en tu dieta proteína de fuentes como pollo, carne, pescado, soya o tofu te ayudarán a eliminar esa preocupación. Los batidos de proteína para reemplazar alimentos también son una excelente opción para el consumo de proteína.

Obtención de vitaminas A, C y E

Si bien la proteína es esencial para lograr un cabello y una piel saludables, las vitaminas con sus propiedades antioxidantes, tales como las vitaminas A, C y E, también son fundamentales.

La deficiencia de cualquiera de estos micronutrientes puede afectar la salud de tu piel. La piel muestra fácilmente los efectos del daño oxidativo, y los antioxidantes han demostrado ser excelentes en la protección de la piel contra este tipo de daños.

Así es como las vitaminas A, C y E mejoran la nutrición externa:

Vitamina A

Existen dos tipos de vitamina A: los retinoides (vitamina A preformada) y los carotenoides (provitamina A). El hígado convierte ambos tipos en retinol, el cual estimula la producción de nuevas células cutáneas y evita la caída del cabello.

Las frutas y las verduras ricas en pigmentos amarillos y rojos son buenas fuentes de vitamina A, así como las verduras de hoja verde.

Vitamina C

La vitamina C es esencial para que el cuerpo pueda producir naturalmente su propio colágeno. Cuando existe una deficiencia de vitamina C, se produce colágeno inestable, que proporciona un marco estructural débil para la reparación de los tejidos. La vitamina C también juega un papel importante en la formación de ciertos lípidos que ayudan a reconstruir la epidermis, la capa externa de la piel, cuando se daña.

Las frutas cítricas, tales como la naranja y el limón, los pimientos, las fresas, el brócoli y la col rizada son buenas fuentes de vitamina C.

Vitamina E

La vitamina E funciona como un antioxidante que rompe cadenas, debido a su capacidad de expulsar rápidamente a los radicales antes de que puedan reaccionar con otros lípidos, poniendo así fin a la propagación de los procesos oxidativos en las membranas. Además, la vitamina E ayuda a fortalecer la función protectora de la piel.

Las semillas de girasol, las almendras, los cacahuates, la calabaza y el pimiento rojo son excelentes fuentes de vitamina E.

Tomar un multivitamínico diario también es una buena forma de asegurar que le estás brindando a tu piel los micronutrientes que necesita para tener un aspecto saludable.

Prueba alimentos y suplementos ricos en colágeno

En el proceso de envejecimiento, que comienza a mitad de los veinte, la piel sufre una pérdida progresiva de hidratación y comienza a ser cada vez más seca. Cuando esto ocurre, la dermis se vuelve más delgada, el tejido conjuntivo pierde firmeza y elasticidad, y las arrugas y bolsas comienzan a aparecer.

El colágeno del cuerpo humano comprende entre el 25% y el 30% de su proteína total, de los cuales cerca del 75% es colágeno de la piel. El colágeno está situado sobre todo en el tejido conjuntivo y es el responsable de darle a la dermis su estructura firme.

Algunos ejemplos de alimentos ricos en colágeno son las verduras de hoja verde, los vegetales rojos y amarillos, las moras, las frutas cítricas, el pescado, el pollo, las claras de huevo, los aguacates, la soya, los frijoles y el té blanco.

El colágeno también puede encontrarse como un suplemento nutricional. El colágeno hidrolizado, un tipo de colágeno que puede absorberse fácilmente en el torrente sanguíneo cuando se usa como suplemento, puede aumentar la elasticidad y la densidad de la piel, reducir las arrugas y favorecer una piel suave.

Por último ¡no olvides mantente hidratado!

¿Sabías que una parte importante del tejido de la piel está formada por agua? Entre el 25% y el 30%. Por eso, es importante beber muchos líquidos para evitar que la piel se seque y se deshidrate.

Como puedes ver, la nutrición juega un papel esencial para tener una piel y un cabello saludables. Es el mejor camino para verse y sentirse de maravilla. Cuando alimentas tu cuerpo por dentro y por fuera con los alimentos y nutrientes apropiados, tu cuerpo te agradecerá con un cabello y una piel jóvenes y radiantes, lo que resulta en una mejora del bienestar y la confianza.

Laura Chacon-Garbato

Laura Chacon-GarbatoDirectora de Capacitación Mundial sobre Productos y Nutrición

Laura es una esteticista licenciada con un posgrado del International Dermal Institute en los EE. UU. Su experiencia se extiende al trabajo con reconocidas empresas mundiales de cuidado personal, donde fue responsable de la estrategia educativa y la ejecución de los objetivos comerciales.